VISITAS

jueves, 5 de julio de 2012

RETRATO JOSÉ GONZALEZ UREÑA

Verano 2014:
Fallece mi tio Pepe.

Verano 2010
Mi tío Pepe tiene Alzheimer

Primavera 1987
El tío Pepe me regala mi segunda guitarra española (la primera me la regalan mis padres a los ocho años).

Veranos de la década de los 70:
El tío Pepe, casi todos los días, a las nueve en punto de la mañana, reúne a los cuatro hermanos en su cama (mi tía ya anda a esas horas organizando la casa) y nos cuenta chistes y cuentos durante una hora.

Invierno 1973:
El tío Pepe me propina una buena azotaina el día que, con tres años, decido lanzarme a la piscina sin saber nadar.Ya os podéis imaginar: el agua verde, cubierta de hojas, un frío que pela. El tío oye el chapoteo, corre hasta el borde de la piscina y, obviamente, sin pensárselo un segundo, se lanza de cabeza para salvarme la vida. Recuerdo su cara de horror-pánico mientras me planta los azotes.

Fin de año 2011:
Coincido con mi tía y mi tío Pepe en la celebración familiar de fin de año. 
Lo primero que me suelta nada más verme es: "yo a usted le conozco de algo ¿no?". 
Y tiene razón, claro que me conoce, 
aunque no me reconozca.

Te quiero, Tío.

6 comentarios:

  1. Qué grande el tío Pepe

    ResponderEliminar
  2. José Luis Martínez5 de julio de 2012, 0:47

    La mirada de un gran tío

    ResponderEliminar
  3. La he visto muchas veces, y no deja de sorprenderme esa doble cara en la foto, esa mirada encendida, y esa zona ya en oscuridad, que grande Pepe, y que bueno Rober!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el comentario, Luis.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
  5. Y un gran profesional. Yo trabaje años con el y siento nostalgia de esos tiempos,de la forma de ser suya, de lo que aprendí, los cuatro eramos una familia en el taller, por que como familia nos trataba.
    Un abrazo muy grande Pepe por todo lo que hiciste por mi

    ResponderEliminar
  6. Querido Roberto, aunque esta foto ya la colgaste en el 2012, es ahora cuando me apetece comentarla, cuando nos hemos visto de nuevo después de ¿30 años? en las circunstancias más tristes, cuando esta genial persona de la foto ya no está con nosotros. Lo primero, felicitarte por la fotografía, por las palabras que escribiste junto a ella y en general por este blog tan excepcional por buscar una palabra que aglutine todos los adjetivos que se merece.

    Bien conoces los fantásticos momentos que mis padres y mis hermanos hemos vivido con él, y con Pepita y Maria José, "Los Pepes"... los veranos en El Álamo, todos esos años de vacaciones en Galicia... irrepetibles, era fantástico estar con él y disfrutar de su sentido del humor, de su risa, de sus ocurrencias, de su generosidad, de su parte de niño grande... una persona única.

    Para nosotros era nuestro "tío Pepe", y nosotros éramos unos sobrinos más, aunque no tuviéramos un parentesco real... pero dio igual, Pepe era el tío Pepe y ya está... parte de nuestra familia. Y sentimos su cariño hacia nosotros, y nosotros le correspondimos queriéndole muchísimo. Y en la misma medida que yo le quise, ahora me duele su pérdida... tanto como me duele la pérdida de su hermano, mi tío Felipe, otra persona excepcional. Ambos contribuyeron a que yo fuera un niño más feliz.

    Me alegró volver a verte Roberto. Te deseo lo mejor.
    Carlos.

    ResponderEliminar